VASCULITIS SISTÉMICAS AUTOINMUNES

¿QUÉ ES?

Vasculitis es la inflamación de las paredes de los vasos sanguíneos (arterias, capilares y venas). La inflamación provoca disminución del flujo de sangre ocasionando daño en órganos y tejidos, como el corazón, riñón, pulmón, y el ojo en hasta un 30-40% de los pacientes con vasculitis sistémica.

CAUSAS

Se desconoce la causa. En una enfermedad autoinmune ocurre cuando un estímulo desencadena una respuesta anómala del sistema de defensa.

FACTORES DE RIESGO

Las vasculitis suelen presentarse mas en hombres y pueden aparecer a cualquier edad. Existen diferentes tipos de vasculitis. Por ejemplo, la enfermedad de Kawasaki afecta a niños y adolescentes, la arteritis de Takayasu a personas entre los 20 y 30 años, y las vasculitis asociadas a ANCAS, (Poliangitis microscópica, Granulomatosis con poliangitis y Granulomatosis eosinófilica con poliangitis) ocurre en pacientes mayores de 40 años. Otras enfermedades como la Artritis Reumatoide o Lupus en el transcurso de la enfermedad pueden desarrollar vasculitis.

SÍNTOMAS

Se presentan síntomas generales como fiebre, cansancio, pérdida de peso, escurrimiento nasal, lesiones en la piel, problemas en pulmón o riñon. En el ojo existe ojo rojo, dolor, limitación para los movimientos oculares, baja de visión.

¿QUÉ PARTE DEL OJO SE AFECTA?

Ya que en todas las estructuras del ojo hay vasos sanguíneos (arterias, venas o capilares), todo el ojo puede afectarese. Lo más frecuente es la escleritis, y también vemos alteraciones en la órbita, conjuntiva, córnea, retina y nervio ocular.

DIAGNÓSTICO

Se toma en cuenta la historia clínica completa, junto con un exámen físico y oftalmológico. Además se solicitan análisis de sangre, orina, y estudios de imagen de diversas partes del cuerpo como Tomografía Axial Computarizada, rayos X, o Ultrasonido. Del ojo se piden Fluorangiografía y Ultrasonido. En algunas ocasiones se realiza biopsia del órgano afectado.

TRATAMIENTO

El tratamiento de basa en desinflamar y suprimir el sistema inmune. Inicialmente se tratan los síntomas locales con manejo tópico, pero siempre va acompañado de manejo sistémico ya sea con medicamentos como glucocorticoides, inmunosupresores o biológicos.

COMPLICACIONES

Las complicaciones de las vasculitis dependen del tipo y de la gravedad de la enfermedad. En el pulmón o en el riñon son graves y ponen riesgo la vida de la persona. En el ojo, desarrollan necrosis de la esclera (muerte del tejido que compone la parte blanca del ojo) o úlceras en córnea, que sin tratamiento se puede perforar el ojo, necesitando cirugía de urgencia y con un riesgo muy alto de ceguera. En algunas ocasiones las complicaciones pueden estar relacionadas con el uso de los medicamentos que se usan para tratar la enfermedad.