OJO SECO

¿QUÉ ES?

Es una alteración en la producción de las lágrimas. Aunque parezca extraño, las personas que la padecen tienden a tener ojos llorosos y esto se debe a que el ojo responde a la irritación causada por dicha condición.

Normalmente, el ojo es bañado en lágrimas. Mediante la producción de esta secreción a un ritmo lento, pero constante, el ojo se mantiene húmedo y cómodo. El ojo utiliza dos métodos para producir lágrimas; lentamente sin parar, con el fin de mantener la lubricación normal, y cuando existe sequedad o la presencia de un cuerpo extraño que irrita los ojos, o al llorar también se produce un lagrimeo excesivo.

SÍNTOMAS

Los síntomas, por lo general, incluyen:

• Escozor o ardor en los ojos.

• Sensación de rasquiña o comezón.

• Mucosa fibrosa en los ojos o a su alrededor.

• Irritación ocular excesiva, debido al humo o al viento.

• Exceso de lágrimas.

• Molestias al usar lentes de contacto.

FACTORES DE RIESGO

Cambios hormonales

Los cambios hormonales asociados con la menopausia son una de las causas principales por las cuales las mujeres se ven más afectadas por la condición de ojo seco, aunque otras condiciones como el embarazo y la menstruación también pueden presentar síntomas.

Medicamentos

Una gran variedad de fármacos comunes, tanto recetados como de venta libre, provocan la condición de ojo seco al reducir la secreción lagrimal. Asegúrate de decirle al oftalmólogo los nombres de todos los medicamentos que estés tomando, especialmente si incluye alguno de los siguientes:

• Diuréticos para la presión arterial alta.

• Beta-bloqueantes para el corazón o la presión arterial alta.

• Antihistamínicos para las alergias.

• Pastillas para dormir.

• Medicamentos contra la ansiedad.

• Calmantes para el dolor.

Ambiente

Otra causa de esta condición es la exposición a un clima seco y con mucho viento, así como el humo y aire acondicionado, que pueden acelerar la evaporación de las lágrimas. Evitar el contacto con estos factores irritantes ofrece alivio al ojo seco.

Enfermedades

Las personas con una condición llamada síndrome de Sjögren suelen padecer de ojo seco. También quienes tengan enfermedades sistémicas, como lupus, artritis reumatoide u otros tipos de trastornos de la tiroides, ya que conllevan a una disminución de la secreción lagrimal, al igual que la diabetes y el herpes zóster, que provocan una reducción de la sensibilidad de la córnea.

Cirugías

Gente con cirugía LASIK o refractiva, durante las cuales la córnea pierde algo de sensación debido a incisiones o remoción de tejido, también puede experimentar la condición de ojo seco.

Lentes de contacto

Adicionalmente, quienes usan lentes de contacto a largo plazo están en riesgo de desarrollarlo.

DIAGNÓSTICO

Ocasionalmente, estudios para medir la producción de lágrimas son necesarios. Un examen llamado prueba de Schirmer requiere la colocación de un filtro de tiras de papel debajo del párpado inferior para medir la tasa de creación de lágrimas durante varios tipos de condiciones.

Otra forma en la que el especialista puede diagnosticar el ojo seco es aplicando gotas especiales de colorante en el ojo y estudiar cuánto tiempo toma a las áreas secas para desarrollarse en la córnea. Esta prueba también se emplea para buscar ciertos patrones de coloración que muestren cualquier daño en la superficie de la córnea.

TRATAMIENTO

Adición de lágrimas

Unas gotas para los ojos, llamadas lágrimas artificiales, lubrican los ojos y ayudan a mantener su humedad. Si necesitas usarlas más de seis veces al día, las gotas sin preservativos son más beneficiosas, ya que pueden usarse tan frecuentemente como sea necesario.

Conservación de las lágrimas

La conservación de las lágrimas naturales que producen los ojos propios es otra alternativa para mantenerlos húmedos. El oftalmólogo puede cerrar o tapar este canal temporal o permanentemente con tapones lagrimales. Un método provisional para cerrar los canales puede requerir el uso de tapones lagrimales, los cuales se insertan en el punto lagrimal, funcionando en forma parecida a una represa y bloqueando el sistema de drenaje del ojo.

Otros métodos

Las lágrimas se evaporan como cualquier otro líquido, pero se pueden tomar medidas para evitarlo.

Anteojos envolventes reducen el efecto de sequedad producido por el viento.

Algunas personas encuentran alivio del ojo seco complementando su dieta con ácidos grasos omega-3.

Fuente: American Academy of Ophthalmology