BAJA VISIÓN

¿QUÉ ES?

Es una pérdida de la visión que hace que las tareas diarias sean complejas de realizar. Una persona con baja visión puede encontrar difícil hacer ciertas actividades como la lectura, escritura, ir de compras, ver televisión, conducir un automóvil o reconocer rostros. Cuando la visión no mejora con el uso de anteojos regulares, medicamentos o cirugía, las personas con baja visión necesitan ayuda para aprender a obtener un máximo provecho de su visión remanente y mantener su independencia. La pérdida de la visión no significa renunciar a las actividades, sino encontrar nuevas formas de realizarlas.

SÍNTOMAS

Algunos de los síntomas más importantes son:

● Pérdida de la visión en tareas cotidianas.


● Dificultad para asimilar la luz.


● Dificultad para distinguir colores.


● Dificultad para ver a baja luz.


Visiones fantasmales del síndrome de Charles Bonnet. Alrededor del 20 al 30 por ciento de las personas con pérdida visual ven imágenes que parecen reales, aunque no lo son. Esta condición es llamada síndrome de Charles Bonnet (CBS, por sus siglas en inglés).

FACTORES DE RIESGO

Una baja visión puede ser causada por enfermedades de los ojos, como la degeneración macular, el glaucoma, la retinopatía diabética y la retinitis pigmentaria. Asimismo, es ocasionada por lesiones en los ojos. Estas condiciones ocurren a cualquier edad, pero es más común en personas mayores; sin embargo, el envejecimiento normal del ojo por sí solo no desarrolla una baja visión. La baja visión también suele ser una consecuencia de cáncer en el ojo, el albinismo o una lesión cerebral. Si tienes estos desórdenes o cierto potencial para desarrollarlos, te encuentras en mayor riesgo de sufrir una baja visión.

DIAGNÓSTICO

Para ayudar a diagnosticar una baja visión, el examen ocular completo, por lo general, comienza con preguntas sobre el historial médico y cualquier problema de visión que la persona pueda estar experimentando. También requiere una serie de estudios diseñados para evaluar la visión y pruebas de enfermedades de los ojos. El médico puede usar varios instrumentos, dirigir luces brillantes directamente hacia los ojos y pedir al paciente que mire a través de una variedad de lentes.

TRATAMIENTO

Una baja visión es la pérdida permanente de la visión que no puede ser mejorada con anteojos, medicamentos o cirugía. Si has sido diagnosticado con este padecimiento, no existe algún tratamiento que te devuelva la visión. En cambio, tendrás que aprender nuevas formas con las que puedas aprovechar la visión restante para completar las tareas diarias y mantener tu calidad de vida. El oftalmólogo notará la diferencia entre los cambios normales en el ojo causados por la progresión de la edad y los que son provocados por enfermedades oculares.

Fuente: American Academy of Ophthalmology