BLEFARITIS

¿QUÉ ES?

Es una condición común y continua, por medio de la cual los párpados se inflaman cuando partículas de grasa y bacterias cubren el borde del párpado cercano a la base de las pestañas. Si bien las causas básicas no se conocen con exactitud, puede estar asociada con una infección ocular bacteriana, síntomas de ojo seco o ciertos tipos de enfermedades de la piel como la rosácea.

SÍNTOMAS

Los síntomas incluyen:

● Irritación de ojos y párpados.


● Formación de costras en párpados y pestañas.


● Comezón en los ojos.


● Lagrimeo.


● Enrojecimiento en las márgenes de párpados y los ojos.


● Sensación de ardor en los ojos.

FACTORES DE RIESGO

Infección bacteriana

Todos tenemos bacterias en la superficie de la piel, pero en algunas personas éstas tienden a propagarse en la base de las pestañas. Una gran cantidad de bacterias puede causar escamas de caspa y acumulación de partículas en las pestañas y los bordes de los párpados.

Otras enfermedades y condiciones que causan blefaritis incluyen:

● El mal funcionamiento de las glándulas sebáceas del párpado (glándulas de

Meibomio).

● La dermatitis seborreica (caspa del cuero cabelludo y las cejas).


● La rosácea (enfermedad de la piel que causa enrojecimiento).


● Ácaros en las pestañas (pequeños organismos en los folículos de las pestañas).


● Reacciones alérgicas a cosméticos o medicamentos.

DIAGNÓSTICO

Un estudio detallado de los párpados y las pestañas, realizado por un oftalmólogo, es todo lo que se necesita para diagnosticar la blefaritis. El médico puede examinar tu visión, realizar una prueba microscópica con una lámpara de hendidura y hacer un examen de presión del ojo.

TRATAMIENTO

La blefaritis es, a menudo, una condición crónica o permanente, pero puede ser controlada con los siguientes tratamientos:

Compresas calientes

Moja una toalla limpia con agua caliente y colócala sobre los párpados cerrados durante un minuto. Repite dos o tres veces, remojando el paño cuando se enfríe. Esto aflojará las escamas y otros desechos alrededor de las pestañas. También ayudará a ablandar la grasa de las glándulas sebáceas cercanas. Este método impedirá el desarrollo de chalazión.

Lavados de párpado

Usando una toalla limpia, un hisopo de algodón o una esponja comercial sin pelusa humedecida en agua tibia, frota suavemente la base de las pestañas durante 15 segundos en cada párpado.

Pomada antibiótica

El oftalmólogo puede recetarte un ungüento antibiótico. Con un dedo limpio o un hisopo de algodón, aplica suavemente una pequeña cantidad sobre la base de las pestañas antes de acostarte.

Lágrimas artificiales o colirios con esteroides

Son prescritos para aliviar temporalmente el ojo seco o la inflamación. El especialista también puede recetar gotas antibióticas que mejorarán las secreciones de grasa de las glándulas de Meibomio.


Terapia nutricional

Algunas investigaciones sugieren que la falta de ciertos nutrientes contribuye al desarrollo de la blefaritis. Se ha encontrado que un desequilibrio de los ácidos grasos omega causa secreciones anormales de las glándulas sebáceas, que fomentan la lubricación de los ojos. Pregunta al oftalmólogo sobre una dieta apropiada y suplementos alimenticios que ayuden al tratamiento de este desequilibrio.

Buena higiene

Debido a que la blefaritis suele ser un problema continuo, debes limpiar la piel y los párpados con regularidad para prevenir la recurrencia de la misma. Además de enjuagar cuidadosamente las pestañas, puedes lavar el cabello, el cuero cabelludo y las cejas con un champú antibacteriano que ayude a controlar esta condición.

Fuente: American Academy of Ophthalmology