TAMIZ VISUAL NEONATAL

¿Qué es el tamiz visual neonatal?

El tamiz visual neonatal es un examen que realiza el Oftalmólogo Pediatra en las primeras cuatro semanas de vida para detectar enfermedades oculares en los recién nacidos. La gran mayoría de los padecimientos oculares a esta edad no son notorios a simple vista, se requiere de una revisión a profundidad.

¿En qué consiste el tamiz visual neonatal?

Esta prueba de detección evalúa:

La visión

La integridad de los párpados y la vía lagrimal

Los movimientos oculares

El adecuado funcionamiento de las pupilas

Medición de la presión intraocular

Un examen con microscopio de los ojos

Un examen de fondo de ojo

La graduación de su hijo

¿Quién es el especialista encargado de hacer esta revisión?

Retinólogo u oftalmólogo pediatra.

¿Cuándo es recomendable hacerlo?

Durante el primer mes de vida del bebé. Si no lo hice en el primer mes de vida, ¿aún puedo hacerlo? De no haberse realizado en este tiempo, siempre es recomendable buscar un chequeo.

¿Se puede hacer el tamiz a un niño más grande?

Se recomienda una revisión de seguimiento a los tres y cinco años.

¿El tamiz neonatal es sólo para bebés prematuros?

Los bebés prematuros requieren revisión prioritaria de sus ojos entre la segunda y cuarta semana de vida. Los niños sanos deben ser revisados en el primer mes de vida.

Existen dos grupos de niños que necesitan estudio de sus ojos: los niños sanos y los niños prematuros.

Los bebés sanos requieren un tamiz visual en el primer mes de vida, ya que pueden tener desde sangrados dentro del ojo por un parto complicado o prolongado hasta enfermedades congénitas, como la catarata.

Por otro lado, los bebés prematuros requieren revisión prioritaria de sus ojos entre la segunda y cuarta semana de vida, debido a la retinopatía del prematuro (ROP por sus siglas en inglés) afección que es la primera causa de ceguera evitable en México.

Se estima que cuanto más prematuro sea el bebé y menor sea su peso al nacer, mayor será el riesgo de presentar ROP.

Dicha anomalía se asocia con el nacimiento previo a las 34 semanas de gestación, debido a que el crecimiento ocular como el de otros órganos no ha terminado, por lo que debe concluir fuera del útero.


El tamiz visual neonatal también puede detectar glaucoma congénito, padecimiento que afecta la visión de los bebés, es provocado por la falta de un óptimo desarrollo en las zonas del ojo a través de las cuales se drena el líquido que permite su correcto funcionamiento.

Los niños que tienen algún tipo de afección visual suelen sufrir retrasos en el desarrollo motor, lingüístico, emocional, social y cognitivo, con consecuencias para toda la vida.

De ahí la importancia del tamiz visual neonatal, pues la mayoría de las enfermedades oculares tienen tratamiento y buen pronóstico si se diagnostican dentro de las primeras seis semanas de vida.

Preguntas frecuentes:

¿Qué documento recibo al momento de realizar el tamiz neonatal en mi niño?

Cuando acudas a nuestro Hospital deberás presentar la cartilla de vacunación del menor, en ella se asentará que al menor se le ha realizado el estudio.

Puedes solicitar el resumen clínico, el cual puede tener un costo adicional.


¿Mi bebé puede tener la retinopatía del prematuro?

Se estima que cuanto más prematuro sea el bebé y menor sea su peso al nacer, mayor será el riesgo de presentar la retinopatía del prematuro. Dicha anomalía se asocia con el nacimiento previo a las 34 semanas de gestación. Si tu bebé tiene alguna de estas condiciones, es necesaria una revisión.


¿Qué enfermedades oculares detecta el tamiz visual neonatal?

Las principales enfermedades oculares que ayuda a diagnosticar el tamiz visual neonatal son:

  • Obstrucción de vía lagrimal
  • Opacidades corneales
  • Malformaciones del segmento anterior como aniridia
  • Anisocoria
  • Catarata congénita
  • Glaucoma congénito
  • Infecciones oculares congénitas (toxoplasmosis, rubeola, citomegalovirus)
  • Hipoplasia o alteraciones del nervio óptico
  • Malformaciones de la retina
  • Retinoblastoma (cáncer ocular)
  • Microftalmos
  • Graduaciones elevadas de astigmatismo, miopía e hipermetropía

¿Qué enfermedades no oculares detecta el tamiz visual neonatal?

El tamiz visual neonatal no sólo es útil para detectar enfermedades oculares, también hay varias enfermedades del resto del organismo que pueden tener su primera manifestación en los ojos, tales como:

  • Papiledema (inflamación de los nervios ópticos) como manifestación de hipertensión intracraneal causada por hemorragias o tumores intracraneales.
  • Inflamación o cicatrices en la retina como manifestación de infecciones por toxoplasmosis o citomegalovirus en el embarazo.
  • Mancha rojo cereza en la retina como manifestación de enfermedades metabólicas congénitas.
  • Opacidades corneales como manifestación de enfermedades metabólicas o infecciosas congénitas.
  • Coloboma de iris, cristalino, retina o nervio óptico asociado a síndromes en los que existen malformaciones cardiacas o sistémicas.
  • Albinismo.
  • ​Síndrome de Goldenhar, de Weil-Marquesani, Marfan, Stickler, Rubinstein-Taybi, CHARGE, etc.

¡Agenda un tamiz visual neonatal en APEC!